The Contenders son un grupo de aficionados a los video-juegos que resolvieron conjuntamente y en diez días un enigma que los científicos llevaban 15 años sin poder resolver. Lo lograron utilizando un video-juego llamado Foldit, gratuito, creado por un equipo de investigadores y diseñadores computacionales de la Universidad de Washington como un experimento para contribuir a entender cómo es la estructura de las proteínas. Entender esto es fundamental para poder diseñar proteínas para el tratamiento de enfermedades y otros problemas del mundo real. En este caso, The Contenders, lograron mejorar considerablemente el conocimiento sobre de la estructura del M-PMV (Mason-Pfizer monkey virus) causante de HIV en monos, a tal punto que su hallazgo fue publicado en co-autoría por jugadores y científcos en la revista científica Nature.

El video-juego aprovecha la capacidad del cerebro humano para razonar espacialmente y encontrar patrones tri-dimensionales. Es una suerte de lego biológico que presenta una serie de acertijos para construir estructuras de proteínas, utilizando algunas herramientas del programa y sobre la base de proteínas reales bien conocidas. El juego asigna puntaje a las respuestas correctas; los jugadores pueden unirse a grupos y recibirán puntajes grupales también. Los científicos luego analizan cómo las personas con mayor puntaje resuelven intuitivamente esos acertijos y así pueden mejorar los algoritmos con los que se estudian científicamente la estructura de las proteínas.

Lo que es muy interesante de Foldit es que promueve la participación y la colaboración entre muchos actores para resolver problemas científicos. ¡Es un caso paradigmático de ciencia abierta! Segun Wikipedia, hasta el momento Foldit tiene la impresionante cantidad de 240 mil usuarios registrados; el potencial de todas esas mentes colaborando para resolver problemas científicos es inimaginable. En este caso los números hablan solos. Un grupo de aficionados, utilizando herramientas de video-juego diseñadas por un conjunto multidisciplinario de expertos, y motivados por el desafío planteado en el juego, pudieron resolver en diez días un enigma científico que los expertos llevaban 15 años estudiando.

En un excelente video de 5 minutos Lucy Walker explica de manera sencilla cómo funciona el video-juego, qué logró y su potencial como herramienta para que todos podamos contribuir a resolver problemas científicos. Para nosotros el mensaje es claro: la frontera del conocimiento se expande rápidamente cuando se promueven procesos abiertos y colaborativos que explotan la inteligencia colectiva. El desafío a futuro es garantizar que los resultados de esos procesos también sean de dominio público y para el beneficio colectivo. En lo inmediato, lo que dan ganas después de ver el video es bajarse Foldit y entrar a experimentar.