Los días 22 y 23 de noviembre, en el marco del Festival Noviembre Electrónico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se realizó el congreso Interacción 3D en el Centro Cultural San Martín. El evento fue organizado por la revista sobre fabricación digital I3D y contó con talleres sobre materiales de impresión 3D, exposición de fabricantes y proveedores de insumos de fabricación digital y corte laser, muestras y conferencias. Steps América Latina participó activamente de la reunión durante el fin de semana y les trae algunas impresiones del evento.

El congreso de Interacción 3D contó con presencia de iniciativas privadas y gubernamentales así como también de diferentes organizaciones informales que participan y dan vida al movimiento de fabricación digital en Argentina. En este escenario, fue posible conocer las diferentes actividades del área de Ciencia y Tecnología como INTI Diseño o el Área de diseño del Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación Productiva, Pymes tecnológicas, y redes de activistas y entusiastas como FabLabs y RepRap.

Por sobre todo, fue una oportunidad para aprender nuevas técnicas y usos de la fabricación digital y experimentar con algunas impresoras y cortadoras lasers disponibles. Una de las actividades experimentales del congresoconsistió en el montaje de un pabellón algorítmico diseñado y construido por el FabLab Argentina. Unos 30 entusiastas, principalmente diseñadores y arquitectos, provistos de cascos y guantes, armaron la estructura durante buena parte del día sábado. Fue interesante observar (y participar) del proceso de ensamblado, y comprender de primera mano las dificultades que conlleva la traducción de un diseño digital complejo en una estructura material.

construyendo el pabellón algorítmico

El pabellón casi terminado

 

IMG_0561

A la tarde hubo tiempo para asistir a algunas charlas como la interesante experiencia de la empresa Fabrinco en la reconstrucción de las obras de Lola Mora para el Congreso Nacional donde se combinaban técnicas de escaneado laser, fabricación digital y escultura. Más tarde se presentó la colaboración entre el CMDLab y la Facultad de Odontología – UBApara la construcción modelos de estructuras dentales a partir de resonancias, lo que permitió mejorar la práctica de cirugías complejas. Ambas experiencias dejaron claro como en la actualidad la fabricación digital se nutre casi naturalmente a partir de la combinación experimental de diferentes saberes, científicos, técnicos y artísticos.

El domingo, Valentín Muró de Wasabi disertó sobre la Filosofía hacker y las diferencias entre la cultura del hacer y la educación tradicional. Y Ariel Lutenberg presentó el proyecto de la Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA), una iniciativa totalmente abierta y gratuita de desarrollo informático local que recientemente ganó el premio Innovar[1].

Hacia el final realizamos una breve presentación sobre las diferentes visiones e imaginarios de la fabricación digital, las características del movimiento FabLab y su relación con otros movimientos de innovación de base.

Exponiendo sobre Fab Labs y Movimientos de Innovación

El congreso se cerró con la presentación de los chicos del FabLab Argentina que mostraron sus diferentes actividades y en particular la fascinante iniciativa FabLab Flotante organizada junto con el MIT y la Red de FabLabs de América Latina para la construcción de un Laboratorio de fabricación digital flotante para el Amazonas Peruano.

 

La presentación de FabLab Argentina

IMG_0614

 

Como yapa del evento, se proyectó el film documental Maker dirigido por Mu-Ming Tsai, un movilizador mosaico de historias que dan cuenta del ascenso de la cultura del Hágalo-usted-mismo y el movimiento Maker en Estados Unidos de América.

Después de dos días de actividades, no deja de sorprendernos la gran concurrencia de público (domingo por la tarde a sala llena) y la fluidez y facilidad con que se producían las interacciones entre diferentes actores, organizaciones sociales, instituciones y redes de la escena local de la fabricación digital. No fue para nada extraño ver conversando gente de FabLabs con empresarios pymes o funcionarios. La proximidad de las experiencias, la novedad del tema y sobre todo la avidez de información, materiales y tecnologías, sin dudas agiliza el intercambio. Por otro lado, fue interesante notar de qué manera las experiencias e iniciativas que se presentaron se basaban en su mayoría en diversas formas de colaboración interdisciplinaria entrearquitectos, diseñadores industriales, ingenieros, médicos y artistas. En este punto es inevitable preguntarse si esta forma abierta de intercambio y aprendizaje bastante abierto es algo inseparable de la fabricación digital o es más bien un fenómeno pasajero que puede desvanecerse a medida que estas iniciativas se formalicen. Algo de lo que señalaba Valentín Muró sobre el ascenso de la cultura del hacer, y el valor de los aprendizajes colaborativos y lúdicos resuena aquí, pero no necesariamente resuelve el fondo de la pregunta que indudablemente persiste.

Quizás la lección más importante del congreso de interacción 3D, ha sido comprender que el movimiento de Fabricación digital además de idiosincrásico y emergente, es también parte de una escena cultural más amplia en la que conviven varios movimientos de innovación como el software libre, la cultura hacker, la ciencia ciudadana y la vieja (y ahora renovada) cultura maker.

Más allá de la efervescencia mediática y comercial sobre la fabricación digital, es importante retener esa conexión subterránea y quizás pensarla como un horizonte posible. Ojalá el próximo congreso I3D siga con el mismo espíritu abierto, libre y heterogéneo. Sin dudas será tan divertido como este.

 


 

[1]Inspirada en los modelos de open hardware de Arduino y Raspberri Pi, la Computadora Industrial Abierta Argentina es un proyecto de desarrollo abierto y gratuito, único en su tipo, en el que participan varias universidades nacionales y empresas. Esta iniciativa merece una entrada aparte que seguramente haremos pronto.