La idea de armar una plataforma online de ciencia abierta, que desde hace tiempo resonaba entre las intenciones de los investigadores de CENIT, ya es una realidad. La institución ha comenzado a trabajar junto a Cientópolis para llevarla a cabo.

“Conocimos al grupo de Cientópolis investigando sobre casos de Ciencia Abierta en el país”, recuerda Mariano Fressoli, investigador sobre Ciencia Abierta de CENIT, y comenta que dicho grupo creó una plataforma online para montar proyectos de Ciencia Ciudadana: “es una iniciativa que fomenta la participación en la producción del conocimiento, al tiempo que genera nueva información sobre las prácticas colaborativas con fines a mejorar su efectividad y su alcance”, explica.

Reunion-CENIT-1024x768

De izq. a der.: Alejandro Fernandez, Mariano Fressoli, Valeria Arza y Diego Torres.

La Ciencia abierta es un modo de producir conocimiento científico de manera colaborativa, que pone a disposición tanto los instrumentos de trabajo como los resultados intermedios y finales que se obtienen a lo largo de ese proceso. Es una forma de hacer ciencia que promete revolucionar la producción de conocimiento científico, ya que es más eficiente y democrática y tiene el potencial de atender mejor a las demandas sociales.

En Ciencia Ciudadana, en cambio, cualquier actor social puede participar en actividades científicas. Las personas que se involucran en estos proyectos aportan su tiempo y sus recursos cognitivos, y aprenden durante el proceso. Por su parte, las instituciones científicas obtienen ayuda de la comunidad con quienes luego comparten sus hallazgos.

“Lo lógico para quienes trabajamos en estos temas es sumar esfuerzos, compartir y colaborar; por eso, a fines de octubre de 2016, nos juntamos los dos grupos para discutir ideas en busca de potenciar el desarrollo de la ciencia abierta y la participación ciudadana en el país y la región”, afirma Valeria Arza, Directora de CENIT y colega de Fressoli en los proyectos de Ciencia Abierta, y subraya: “rápidamente, coincidimos que lo mejor era que los investigadores de CENIT comenzaran a realizar sus aportes en el sitio de Cientópolis, ampliando de esa forma el objetivo del sitio, que abarca desde difundir y crear herramientas para la ciencia ciudadana hasta hacerlo para la ciencia abierta, lo que incluye también otras prácticas de colaboración y apertura en ciencia”.

Por todo esto, Cenit ya ha comenzado a realizar sus primeros aportes a esta iniciativa. Ahora, en Cientópoli, también se puede encontrar información sobre casos de ciencia abierta en el país, repositorios habilitados, licencias existentes y políticas de fomento para la ciencia abierta.

“A futuro, ampliaremos las funcionalidades del sitio con vistas a crear una plataforma de trabajo que estará disponible para quienes deseen implementar proyectos de ciencia abierta”, adelanta Fressoli y detalla que, entre otras cosas, esperan dar a conocer herramientas para facilitar la apertura y colaboración, guías de buenas prácticas en ciencia abierta y otros recursos que permitan potenciar el desarrollo de la ciencia abierta en el país.

En medio del creciente interés institucional por las prácticas de ciencia abierta y ciudadana, los investigadores esperan que la colaboración entre CENIT y Cientópolis permita visibilizar la riqueza de iniciativas ya existentes en el país y contribuya a impulsar este tipo de prácticas.