Las
iniciativas de ciencia abierta se multiplican a nivel mundial. Argentina
es parte de este proceso innovativo que involucra a los ciudadanos en
la generación de conocimiento colectivo.  Descubrí algunos casos
que ya se están desarrollando en el país en este informe sobre “El impacto de la ciencia abierta en Argentina” (en inglés), elaborado por Mariano Fresolli y Valeria Arza, con la colaboración de Martín del Castillo.

El documento detalla las características de cuatro proyectos de investigación que se están llevando a cabo en Argentina: eBird, ¿Qué pasa riachuelo?, Territorio indígena e Iconoclasistas.

cciaabierta

eBird es una herramienta de acceso libre que busca organizar y
compartir datos sobre avistamientos de aves, recolectados por
amateurs y observadores profesionales. Es una iniciativa que nació en
2002, en Los Estados Unidos, a la cual Argentina se sumó en el año 2013,
de la mano de Aves Argentinas,
una entidad civil sin fines de lucro que trabaja para revalorizar el
vínculo de las personas con su entorno natural, brindando un espacio
para los amantes de la naturaleza y desarrollando proyectos y
actividades de conservación, investigación, educación y difusión.

¿Qué pasa riachuelo?, por su parte, utiliza herramientas de
visualización y recolección de datos para concientizar y mostrar cómo
avanza el proceso de limpieza de las aguas contaminadas en la cuenta
Matanza-Riachuelo. Esta iniciativa comenzó en el año 2011, de la mano de
diversas organizaciones e instituciones como Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Fundación Metropolitana, Greenpeace, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación de Vecinos de La Boca, Fundación Ciudad, Poder Ciudadano y la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos.

Territorio indígena es otra herramienta web que muestra un mapa sobre
los lugares en donde existen conflictos con los pueblos originarios.
Esta iniciativa fue lanzada a mediados de 2015, con el apoyo de la
dirección argentina de Amnistía Internacional, en colaboración con otras organizaciones locales.

 

Iconoclasistas es una iniciativa que busca comunicar situaciones de
injusticia y desigualdad en el territorio, a través de distintas
herramientas visuales construidas de manera grupal, como mapas,
carteles y folletería. Existe desde 2006 y sus integrantes se
autodefinen como participantes de un “espacio de experimentación,
investigación colectiva y prácticas colaborativas”.

El último capítulo está dedicado a la reflexión y deja un espacio
abierto al debate y la discusión ciudadana. Sumate vos también y dejanos
tus comentarios: ¿qué opinas sobre estas iniciativas?